Despues de haber disfrutado de Argentina, es hora de dejarla atrás solo por un tiempo porque estoy seguro de que volveré.

Que pais más maravilloso, y sobre todo, un país de gente increible.

Ahora toca viajar hacia Punta Arenas, Chile.

Doce horas de viaje, donde tengo que coger un ferry para atravesar el estrecho de magallanes.

Es una aventurilla, si estás atento puedes ver delfines y ballenas,

¡Así que…. al Loro!

Lo más importante del viaje es el paso de la frontera de Chile.

Son muy estrictos con lo que se puede introducir  y no al país.

En el autobús te dan un papel de declaración, que hay que rellenar conforme si llevas más de 10.000 dólares en efectivo o si llevas comida que el país no te permite entrar como por ejemplo, fruta, frutos secos, verduras, etc.

Ten cuidado porque repito son muy estrictos y te pueden hacer pagar una multa.

En el viaje una compañera, llevaba una mandarina en el fondo de la mochila y le querían hacer pagar una multa de 300 dólares!!!

Así que si teneis dudas preguntad, y si no lo tirais a la basura en la misma frontera para evitar problemas.

La terminal de autobús de Bus Sur está cerca del centro, así que si tienes tu alojamiento allí en 5 minutos habrás llegado.

La verdad que punta arenas no ofrece muchas cosas para el turista.

La mayoría de tours ofrecen ir a las torres del Paine, pero cae lejos y caro, creo que la mejor opción es visitarlas desde Puerto Natales.

Hay otras excursiones como ir a ver los pingüinos y ballenas, pero al igual que digo anteriormente son muy caras y por tu cuenta no lo puedes hacer… asi que me tomo un dia de relax, para hacer un poco de ejercicio por la costera y quemar todos los asados…jejeje!

También un poco de descanso va bien!

De esta manera descansaré en Punta Arenas para aprovechar el tiempo en Puerto Natales.

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »