Una vez tengo claro dónde voy a viajar, cuando y como lo voy a hacer, es cuando viene la siguiente cuestión.

¿Qué llevar para estar tanto tiempo fuera de casa?

Tengo que pensar muy bien que llevar, porque tampoco hay mucho espacio y se tiene que aprovechar al máximo.

No es nada sencillo, sobre todo si no quiero encontrarme con que falta algo en medio del viaje.

Cargaré muchos kilómetros con todo a cuestas y cuanto más liviano vaya mucho mejor, si cargo más de la cuenta el transporte me resultará engorroso y restringirá mis movimientos.

No será para nada tarea fácil.

Realizo una primera lista con todo el contenido que me gustaría llevar.

– Ropa (este será el punto que más espacio me ocupará, y por eso debo elegirla bien, no solo voy a llevar ropa para el buen tiempo, también hay que prevenir ropa de abrigo para esos días o lugares donde las temperaturas sean más bajas)

– Tecnología (en un viaje de larga duración será importante entretenerme para ocupar las horas muertas, también necesitaré comunicarme con mi familia y amigos, aprovechar las horas de transporte para ver películas, escuchar música,…)

– Higiene personal y salud (llevaré un neceser lleno con todo lo básico para mi higiene, lo mismo que tengo en casa, pero las cantidades serán más pequeñas, por otro lado cargaré con un botiquín con lo esencial puede salvarme el viaje en algún momento)

– Documentación (guardaré bien la documentación que necesitaré, es importante tenerla siempre en buen estado y en un lugar donde no se pierda)

– Otros (en este punto entran cosas que van desde las necesidades para dormir, como el saco y las almohadas, hasta libros y diarios)

Con una idea aproximada del contenido de mi equipaje llega el momento de ir reduciendo hasta conseguir quedarme con lo más esencial.

También debo de tener en cuenta el clima de los diferentes países, para escoger bien los tonos de la ropa, parece un capricho, pero cuando te encuentras con un sol radiante a altas temperaturas te arrepientes de ir ataviado con ropa oscura.

Como siempre, también hay que pensar en el presupuesto, cuanto más me ajuste la carga del equipaje a mis necesidades, menos invertiré durante el viaje.

Finalizada la tarea de escoger todo lo que me voy a llevar de viaje llega un momento muy importante, el de empacar bien la mochila, esto ayuda a optimizar el espacio, es sorprendente la cantidad de cosas que entran cuando lo organizas todo correctamente.

¿Me olvido algo?


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »